Menu

DULCE DE MEMBRILLO CASERO

  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Dulce de membrillo casero, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo
  • Detalles
  • Deja un comentario
  • Artículos relacionados

Siempre recalcamos la importancia de comer cada comida en su estación si tenemos la posibilidad. Uno de los alimentos más representativos del otoño es el membrillo, y, dado que es un alimento bastante usado en la cocina deportiva, queremos enseñaros a fabricar vuestro propio dulce de membrillo casero.

Lo primero que tenéis que saber es que el dulce de membrillo es una comida sana, pero como parte del desayuno, o muy adecuada y utilizada como alimento during. De hecho, nosotros mismos lo utilizamos para preparar el avituallamiento casero que os presentamos hace unos meses. Por eso nos hemos decidido a hacer esta receta: para que sepáis qué es lo que contiene exactamente y seáis conscientes de lo que coméis, ya que tiene un alto contenido en azúcar.

Quizás elaborar dulce de membrillo casero puede ser un trabajo bastante laborioso, pero es verdad que se pueden hacer grandes cantidades y la diferencia se nota, y mucho. Como en alguna otra ocasión hemos comentado, no se venden duros a cuatro pesetas, y seguro que después de hacer vuestro propio membrillo de calidad en casa, entenderéis por qué los membrillos buenos que podéis comprar tienen tanta diferencia de precio con los más industriales.

Vamos a necesitar sólo unos pocos ingredientes, y, eso sí, un buen rato para realizar todo el proceso, así que ¡empecemos ya!

 

 Ingredientes

  • 2’5 kg de membrillos
  • 2 pieles de limón
  • 1 palo de canela
  • 1 trozo de jengibre
  • 700 gr de azúcar moreno (esta cantidad varía según lo que a cada uno le pese el puré de membrillo)

Elaboración

  1. Lavamos y cortamos en cuartos los membrillos. Cortamos el jengibre en trozos.
  2. Echamos los membrillos, las pieles de limón y los trozos de jengibre en una olla con abundante agua, que cubra. Rompemos el palo de canela por encima.
  3. Cocemos durante unos 45 minutos, hasta que los membrillos estén blandos si los pinchamos con un cuchillo.
  4. Sacamos los membrillos de la olla, dejamos que enfríen un poco para no quemarnos, y los pelamos y retiramos el corazón. El resto de ingredientes que había en la olla los desechamos.
  5. Pasamos los membrillos por la batidora hasta conseguir un puré fino. Si queremos que nuestro dulce quede más fino aún, podemos pasar el puré por un colador, aunque es muy trabajoso.
  6. Una vez tenemos el puré, lo pesamos y calcularemos la cantidad de azúcar. Aunque en las recetas tradicionales la proporción es un kilo de azúcar por un kilo de puré, nosotros hemos reducido la cantidad, y hemos usado 600 gramos de azúcar por un kilo de puré, y creemos que es más que suficiente.
  7. Echamos en una olla el puré y el azúcar y comenzamos a remover a fuego medio. Tenemos que remover constantemente para que no se nos queme y se nos pegue. Poco a poco el puré se irá espesando, y cuando tenga una textura muy compacta, aproximadamente tras 45 minutos removiendo sin parar, lo retiraremos del fuego.
  8. Preparamos un tupper con papel film en el fondo untado con un poco de aceite, y echamos el dulce de membrillo al recipiente.
  9. Dejamos enfriar y lo metemos a la nevera durante toda la noche.

Si quieres darle un toque especial

  • El momento de darle los matices que queramos es en la primera cocción. Nosotros hemos usado canela, limón y jengibre, pero puedes usar otras cosas: piel de naranja, anís…
  • Puedes utilizar azúcar blanco en vez de azúcar moreno.
  • En el último momento, justo antes de echarlo al molde, puedes añadir orejones o algún fruto seco.
  • Cuanto más reduzcas la cantidad de azúcar menos durará en el frigorífico, ya que el azúcar es un conservante.

Deja un comentario

Patxi Gimeno, cocinero deportivo

BICICICLISMO, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2014

Enlace al artículo publicado en Biciciclismo el 28 de septiembre de 2014, en el que hablo sobre mi trabajo como cocinero deportivo: http://www.biciciclismo.com/cas/site/noticias-ficha.asp?id=75440 Artículos relacionadosBICICICLISMO, 2 DE JUNIO DE 2014BICICICLISMO, 21 DE MAYO DE 2014EL …

Ensalada crujiente de rábano y salmón, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo

ENSALADA CRUJIENTE DE RÁBANO Y SALMÓN

Como siempre decimos, tenemos que intentar no aburrirnos comiendo. Probando técnicas nuevas y productos nuevos hacemos que nuestros platos sean más sanos y apetecibles. Y como muestra de todo esto, hoy os traemos una receta …

Matequilla, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo

¿SABES LO QUE LLEVA? (O VERDADES COMO PUÑOS)

Los que me seguís desde hace un tiempo ya sabéis que yo abogo por no demonizar ningún producto en concreto, siempre que se consuma con moderación y responsabilidad… Tal y como hago yo con mis …

Ensalada con amaranto, por Patxi Gimeno

ENSALADA TEMPLADA CON AMARANTO

Hace unos días publicábamos un artículo acerca del amaranto porque uno de nuestros seguidores nos había escrito proponiéndonos hacer algo con este ingrediente tan nutritivo y tan lleno de proteínas. Hemos estado dándole vueltas al tema, ya …

Paella de quinoa y marisco, por Patxi Gimeno, cocinero deportivo

PAELLA DE QUINOA Y MARISCO

Hoy volvemos a cocinar con un ingrediente que es considerado como superalimento que ya habíamos utilizado en otras ocasiones. Vamos a preparar una riquísima e interesante paella de quinoa y marisco. Antes de nada, he …