Menu

PASTA GUISADA CON POLLO Y VERDURAS

  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Pasta guisada con pollo y verduras
  • Detalles
  • Deja un comentario
  • Artículos relacionados

Normalmente estamos acostumbrados a cocinar la pasta de la misma manera, y aunque suele ser un plato muy rico, siempre os digo que no debemos caer en la monotonía, y debemos probar nuevas técnicas. Por eso hoy traemos un riquísimo plato de pasta guisada con pollo y verduras.

Hace unos meses hicimos un plato similar para comer en casa y subimos la foto en Instagram, donde por cierto podéis seguirnos en @patxigimenococina, y algún que otro seguidor nos sugirió que la preparáramos para la web, así que aquí estamos, nos debemos a nuestro público, jeje.

La técnica de esta receta en realidad es muy similar a la de una paella o una fideua, y nos permite utilizar prácticamente cualquier verdura y cualquier fuente de proteína. En cuanto a la pasta, ha de ser corta y de calidad (no seáis ratas que estamos hablando de un producto que cunde, es barato, y se nota mucho la diferencia – nosotros hemos usado De Cecco)

Además todo son buenas noticias, porque para los fregadores y fregadoras oficiales de la casa es también un plato muy atractivo ya que se ensucia mucho menos. Los que fregáis, seguro que me entendéis.

Y para los más clásicos, recordad que en la web tenemos varias recetas más de pasta, como la pasta al ajo, la pasta fresca rellena con berenjena, tomates cherry y jamón, los farfalle integrales con calabacín, berenjena y pavo, las espirales integrales con hortalizas, la pasta integral con aguacate y tomates cherry, o los espaguetis de maíz con pisto. ¡Luego no digáis que no tenéis dónde elegir!

Ingredientes

  • 300 gramos de pasta corta
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 berenjena
  • 1 pimiento
  • 1 puerro
  • 3 ajos tiernos
  • media cebolla
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • especias al gusto

Elaboración

  1. Cortamos las pechugas en dados y salpimentamos. Echamos un chorrito de aceite en una olla o sartén ancha y no muy alta, y cuando esté caliente doramos el pollo y lo retiramos (foto).
  2. Cortamos la cebolla en dados hermosos, el puerro en medias lunas, y los ajos tiernos y el pimiento en cuadraditos (no olvidéis quitar la plante blanca que hay dentro del pimiento). Finalmente, cortamos la berenjena en dados hermosos.
  3. Calentamos en la olla o sartén un chorrito de aceite a fuego vivo y echamos la cebolla, los ajos y el puerro y los salteamos. Añadimos el pimiento y finalmente la berenjena, y dejamos que se cocine, siempre destapado (foto).
  4. Cuando las verduras ya tengan color, añadimos la pasta y la rehogamos hasta que coja un poco de color también. En ese momento añadimos alguna especia si queremos.
  5. Añadimos la salsa de tomate, cubrimos de agua y rectificamos de sal. Tapamos y dejamos hervir. El agua va a depender del tipo de pasta que usemos, por lo que tendremos que ir mirando por si nos pide más durante la cocción. Además, con esta técnica la pasta tardará más tiempo en hacerse que los minutos que nos indica en el paquete. Tampoco tenemos que tener miedo de darle vueltas de vez en cuando y rectificar de sal si fuera necesario (foto).
  6. Cuando la pasta esté casi hecha (en el punto que nosotros queramos), añadimos el pollo, buscamos que esté jugoso, (foto), le damos un par de vueltas, y ya tendríamos nuestro plato de pasta guisada lista para disfrutar.

Si quieres darle un toque especial

  • Es importante que la pasta que utilices sea de calidad (puede ser integral si quieres), y también es importante que sea corta.
  • Como fuente de proteínas puedes usar casi cualquier cosa: contramuslos deshuesados, daditos de rape, pavo, langostinos… todo le viene bien.
  • Puedes probar con las especias que más te gusten: orégano, pimentón, nuez moscada, pimienta, azafrán… es importante que te atrevas a darle matices de sabor.
  • La salsa de tomate no es obligatoria, puedes echársela o no.
  • Puedes usar cualquier tipo de hortaliza: brócoli, coliflor, ajo… lo que tengas.
  • Si quieres rematar el plato, le puede dar un toque de queso por encima al final.

Deja un comentario

Ensalada de quinoa, pollo y tomate

ENSALADA DE QUINOA, POLLO Y TOMATE

Para muchos, la quinoa ha sido una gran desconocida hasta hace bien poco. Ahora, parece que afortunadamente está cada vez más presente en nuestra dieta, y por ello en las tiendas de alimentación, pero, ¿qué …

Moussaka ligera de seitán

MOUSSAKA LIGERA DE SEITÁN

Hoy queremos presentaros otro producto que generalmente se asocia únicamente a las recetas vegetarianas y veganas, pero que es digno de estar incluido en otros tipos de dietas, como la deportiva, por su alto contenido …

Magdalenas integrales de calabaza y naranja, por Patxi Gimeno,

MAGDALENAS INTEGRALES DE CALABAZA Y NARANJA

Hacía tiempo que no preparábamos una receta de repostería, y teníamos ganas de publicar alguna receta de este estilo, porque además sabemos que a muchos de vosotros os gusta prepararlas en familia, y que un …

Strongman Tarrako

DEPORTES DE FUERZA

A estas alturas, si sois seguidores de nuestra web, seguro que ya sabéis lo importante que es la alimentación en el deporte. Es un arma más que nos sirve para alcanzar nuestras metas deportivas: nos …

Trucha asalmonada

DÍA DURO, MUY DURO… ¡ESPECTACULAR!

Cuando una etapa como la de hoy está al borde de ser suspendida, genera muchísimo nerviosismo dentro del grupo, por la peligrosidad, la dureza, la responsabilidad… Y cuando esta mañana se han levantado nuestros chicos, …